El Adult Down Syndrome Center ofrece asistencia para toda la familia

El Adult Down Syndrome Center ofrece asistencia para toda la familia

Ismael Olaez se sentía perdido.

Su hija Ashley siempre disfrutó de asistir a la escuela y tuvo experiencias relativamente positivas con sus maestros y compañeros de clase. Pero después de pasar a la escuela secundaria en 2018, sus padres notaron un cambio en su estado de ánimo y comportamiento, lo que se alineó con un aumento de accidentes y agresiones que no eran típicas en ella.

Después de consultar con un psiquiatra y su pediatra desde hace mucho tiempo, la familia Olaez de Round Lake se dio cuenta de que Ashley, que tiene síndrome de Down, no estaba recibiendo los servicios adecuados o el nivel de atención necesarios para prosperar en su entorno escolar. Un incidente mal manejado en particular se intensificó hasta el punto de trauma para Ashley, quien de pronto se sentía incómoda cerca de extraños y no quería salir de su cuarto.

“Sabíamos que algo andaba mal”, dijo Olaez. “Ella siempre estaba alerta, como si algo malo fuera a pasar”.

Después de buscar durante meses, Olaez finalmente encontró el apoyo que estaba buscando en el Advocate Medical Group Adult Down Syndrome Center. Su hija, que ahora tiene 17 años, nunca se ha visto más feliz.

El equipo multidisciplinario de la clínica de Park Ridge ayuda a adolescentes mayores de 12 años y adultos con síndrome de Down al brindar atención y servicios integrales, holísticos y comunitarios. El centro, que abrió hace casi 30 años y ha atendido a miles de pacientes, ofrece atención médica, asesoramiento nutricional, terapia e intermediación comunitaria. También cuenta con programas y actividades sociales que alientan a los pacientes a priorizar su salud.

Visitar la clínica durante los últimos dos años ha hecho toda la diferencia en el mundo para Ashley, que es no verbal, dijo su padre. Incluso durante la orden de quedarse en casa en el momento más álgido de la pandemia de COVID-19, su equipo encontró una manera de conectarse y relacionarse con ella en un entorno virtual.

La terapeuta ocupacional de Ashley en particular se tomó el tiempo para establecer una relación con ella, comprender sus necesidades y desarrollar un enfoque efectivo para ayudarla. Katie Frank, la terapeuta ocupacional, no solo proporciona regulación sensorial y otros servicios de terapia, sino que hace todo lo posible por ofrecer apoyo a toda la familia, como explicar los términos y comportamientos médicos o ayudar en las reuniones con el distrito escolar, explicó Olaez.

“En cierto modo, también ha sido terapia para mí”, dijo Olaez. “Tiene la experiencia y sabe cómo apoyar a los pacientes con síndrome de Down. Puede que solo sea su trabajo, pero se nota que le apasiona”.

En meses, el estado de ánimo de Ashley había mejorado significativamente, dijo su padre, y sus accidentes y reacciones adversas fueron muy pocas. Hace caminatas frecuentes en la reserva forestal, un importante beneficio físico y mental, y espera ansiosa su visita semanal al Adult Down Syndrome Center.

“Ashley es la persona amable y sonriente que siempre fue”, dijo Olaez. “Tener una niña con síndrome de Down me ha enseñado a buscar siempre a las personas que están dispuestas a apoyarla”.

Octubre es el Mes de la Concientización sobre el Síndrome de Down. Para obtener más información sobre los recursos y servicios que ofrece el Adult Down Syndrome Center, visite adscresources.advocatehealth.com.

 

Related Posts

Comments

About the Author

Lauren Rohr
Lauren Rohr

Lauren Rohr is a public affairs coordinator with Advocate Aurora Health. She studied journalism at the University of Illinois at Urbana-Champaign and spent the last several years working as a news reporter covering public health, local government, politics, education and all facets of life in the Chicago suburbs. In her free time, she enjoys reading, baking, staying active and cheering on her favorite sports teams, especially the Chicago Blackhawks and the Fighting Illini.